CON DEDICATORIA PARA MEXICANOS PRIMERO, Jari Lavonen: “La sociedad finlandesa confía en sus profesores y no les culpa”

Jari_Lavonen | Tiching

FOTO: Jari Lavonen Decano y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Helsinki (Finlandia).

¿Cuáles son las claves del éxito del sistema educativo finlandés?
Está en continuo desarrollo y no se basa en ideas ad hoc. No pretendemos aplicar grandes cambios, sino mantener un progreso continuado. Otro elemento importante es la igualdad de posibilidades que ofrecemos a todos los estudiantes. Los resultados educativos que obtenemos son muy buenos y el rendimiento de los estudiantes menos cualificados es superior  a la media de otros países, ya que les ofrecemos el máximo soporte e invertimos para que no se queden atrás.

¿Algún otro elemento especialmente destacable?
La descentralización, es decir, confiamos en las escuelas y en los profesores. Les dejamos suficiente libertad para que tomen sus propias decisiones sobre el programa educativo. Pero para ello, es importante que los profesores estén bien formados. Los docentes deben ser como los médicos y tener la capacidad de evaluar, investigar y tomar sus propias decisiones en función del progreso de sus alumnos. Para nosotros es mejor confiar en los docentes que recurrir a investigadores que estén constantemente cuestionando su trabajo.

¿Son aplicables sus “claves de éxito” a otros países o juega un papel importante la cultura e historia de cada país en temas educativos?
Los elementos que he enumerado garantizan el éxito en nuestro contexto, pero en otros países puede que no resulten clave, por lo que no se pueden generalizar. La cultura, por supuesto, es un elemento crucial. La sociedad finlandesa confía en sus profesores y no les culpa. Pero también es importante la organización de todos los actores educativos a nivel local, su forma de operar, cómo se implementan los planes de estudio, qué libertad se les otorga a los profesores y a las escuelas…

Según su opinión, ¿qué objetivo/s debe perseguir actualmente la educación?
Los objetivos son cambiantes y para determinar qué tipo de educación necesitamos y queremos debemos plantearnos una serie de cuestiones, a partir de las cuales desarrollaremos el programa educativo. Por ejemplo, nos debemos preguntar qué tipo de pensamiento necesitaremos en el futuro y, también, qué trabajos serán necesarios dentro de unos años.

Y, ¿cuál es la respuesta?
En el futuro será cada vez más importante el pensamiento crítico y la necesidad de desarrollar la habilidad de aprender a aprender. Y por lo que se refiere a las profesiones, cada vez necesitaremos más colaboración y más capacidad para crear redes de contacto. Otro elemento fundamental es potenciar la habilidad para solucionar problemas y saber evaluar una situación determinada y escoger así la respuesta más adecuada e implementarla de forma satisfactoria.

¿Qué más debemos tener en cuenta?
Tenemos que conocer en qué situación nos encontramos en nuestra vida personal, en nuestras interacciones sociales, nuestra situación a nivel local pero también en un ámbito global. Debemos saber qué herramientas están disponibles y cuáles son útiles para nuestro trabajo y sacarles todo su potencial. Finalmente, debemos entender qué actitud necesitaremos en un futuro, como el compromiso en el trabajo o confiar más en nosotros mismos y en las labores que desarrollamos.

¿Cómo se traducen estos objetivos/ ideas en el plan de estudios escolar?
En el último plan de estudios implantado damos mucha importancia al pensamiento crítico dentro de las clases. También desarrollamos actividades enfocadas a solucionar problemas, damos soporte a la orientación profesional de nuestros alumnos y utilizamos las TIC como herramientas básicas para el aprendizaje.

¿Cuál es la forma más efectiva para enseñar estas ideas a los futuros profesores?
En mi opinión, el primer elemento clave es que los profesores que enseñan a los futuros profesores estén constantemente investigando y analizando formas de mejorar los programas educativos existentes. Pero no únicamente centrándose en las investigaciones, sino también teniendo en mente la estrategia y las ideas que, por ejemplo, la OCDE determina en sus documentos. También creo que es muy importante estar muy atentos a todo lo que acontece a nuestro alrededor y recibir feedback.

¿A qué feedback se refiere?
En la Universidad de Helsinki recopilamos de forma sistemática la opinión de líderes políticos, de los profesores y de los estudiantes. Mantenemos reuniones con los responsables de educación de Helsinki y de las ciudades más cercanas a nuestro entorno para debatir sobre el grado de satisfacción que generan los profesores que hemos formado.

¿Y qué conclusiones extraen?
Hace seis años llegamos a la conclusión de que la ciudad de Helsinki era cada vez más multicultural y que los profesores no tenían suficientes competencias para trabajar y gestionar clases con alumnos de nacionalidades distintas. Por eso desde la Universidad incorporamos una enseñanza específica sobre este aspecto a los futuros docentes.

¿Cuáles son los conocimientos en los que ponen más énfasis en la Universidad al formar a los futuros profesores?
Primero, en el conocimiento sobre el contenido de la materia que deberán impartir. También en el pedagógico general y en el didáctico, que consiste en saber planificar las clases y evaluar el aprendizaje y la enseñanza. Les ofrecemos orientación sobre cómo investigar para que cuando sean profesores puedan elaborar tesis sobre su especialidad y se cuestionen cómo están enseñando a sus alumnos y puedan  evaluar si lo están haciendo de forma correcta. Por otro lado, hacemos especial hincapié en el contexto educativo.

¿A qué hace referencia este conocimiento?
A ser consciente de la organización donde trabaja el profesor, de la relación que debe mantener con los padres, del trabajo en equipo con los demás docentes. Tampoco querría olvidarme de mencionar la importancia del conocimiento práctico. Debemos tener en cuenta que hay futuros profesores que no están aprendiendo de las prácticas que están haciendo. Por lo que resulta muy importante que los mentores tengan un nivel educativo muy alto y estén familiarizados con las mejores formas de aprender y de enseñar.

Finalmente, ¿cuáles son los retos más importantes que el sistema educativo finlandés debe hacer frente en el corto plazo?
Tenemos muchos retos, pero destacaré especialmente tres. Para muchos profesores es complicado organizar clases inclusivas con estudiantes que tienen habilidades muy distintas, por lo que es una problemática que debemos trabajar. El segundo reto hace referencia al multiculturalismo que comentaba anteriormente y, el tercero, tiene que ver con el compromiso de los estudiantes con la educación, especialmente en asignaturas como matemáticas y ciencias.

 

REDACCIÓN: DOCENTES PRIMERO

FUENTE: TICHING

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s